Asociación cántabra de archiveros, bibliotecarios, museólogos y documentalistas

Escrito por Encarnación Niceas Martínez Ruiz

Exposición fotográfica SIDENOR EN REINOSA, 1918-2018: 100 años forjando el futuro

La empresa Sidenor celebra sus cien años en Reinosa con una exposición en La Casona de Reinosa, que todavía se puede ver hasta el 15 de julio. Para la vida y memoria de los reinosanos y campurrianos es la historia de la Naval.

La exposición, eminentemente visual, repasa con paneles con reproducciones fotográficas y un video los principales aspectos de la vida de la fábrica en Reinosa de 1918 a 2018. Las fotos están descritas de manera breve y a veces figuran numeradas y fechadas. Aunque no se indica expresamente, parece que son fotografías provenientes del archivo de la empresa, la actual Sidenor Forgings and Castings. Estos cien años de actividad industrial se verán reflejados en la próxima publicación de un libro que contribuirá a recordar este pasado industrial – la Sociedad Española de Construcción Naval (1918-1970), Astilleros Españoles, Forjas y Aceros de Reinosa, Gerdau y Sidenor–  en el que las fuentes documentales juegan un papel relevante.

Los paneles repasan gráficamente la historia de La Naval. Abordan temas y etapas, desde la Factoría en Construcción en 1918 y décadas sucesivas, la actividad durante la Guerra civil, la Escuela de aprendices –tan relevante- y botiquín, Viviendas y postguerra, Artillería y bienes de equipo años 30, el cambio en la producción, especialización y reconversión industrial (armamento, cascos de cruceros militares, piezas forjadas y fundidas, aceros especiales, o esculturas de Chillida e Ibarrola), a fotografías de visitantes (Alfonso XIII, Franco o la reciente de Felipe VI), por ejemplo).

En el pasillo de la Casona –abierto sin la limitación horaria de la exposición- se expone un álbum de fotos original en el que se contemplan positivos en blanco y negro de la etapa inicial de construcción de La Naval. Hay también piezas fabricadas en la factoría, y un curioso coche contra incendios; cigüeñales, un cañón o conector de mayor tamaño se disponen en las calles de Reinosa. Y ya puestos, visitad el grupo escultórico de Ibarrola junto al río Ebro.

La instalación de La Naval en 1918 cambió radicalmente la vida de Reinosa, que recibió un aluvión de población y creció urbanísticamente en muy poco tiempo, se dotó de servicios y adquirió la condición de ciudad.

Aún a tiempo de visitarla. Los horarios de visita: Lunes a viernes de 18-20h, sábado y domingo, 11,30-13,30h.

DÍA INTERNACIONAL DE LOS ARCHIVOS 2018. “ARCHIVOS: GOBERNANZA, MEMORIA Y PATRIMONIO”.

El Consejo Internacional de Archivos (ICA/CIA) cumple 70 años y propone para el 9 de junio de 2018, Día Internacional de los Archivos,  el lema “ARCHIVOS: GOBERNANZA, MEMORIA Y PATRIMONIO

Durante la jornada del Día Internacional de los Archivos se suelen desarrollar propuestas de difusión y acercamiento a los Archivos. Esta didáctica no es un asunto menor.

Los ARCHIVOS en Cantabria tienen un problema de percepción, por no decir que de concepto y visibilidad. No son sólo ficheros informáticos como algunos piensan, ni esos papeles que están en las oficinas. La administración pública no identifica ni nombra con propiedad sus archivos; hay contradicciones con la terminología teórica o legal, no existen en su sentido estricto de dotación de personal técnico archivero y de medios. La prensa tampoco se aclara: se impone el uso del eufónico término archivo para hablar de colecciones; otras simplifica por la vía rápida, y se indica –por ejemplo- que el Archivo Histórico Provincial de Cantabria está en la Biblioteca Central de Cantabria, cuando ambas instituciones comparten edificio y lo ocupan por igual.  Y lo que no se menciona, no existe (para muchos).

La GOBERNANZA un paso más allá del paradigma de gobierno y de la gestión administrativa, debiera encauzarse hacia el exterior de una manera proactiva. Gestión para la toma de decisiones, los derechos de los administrados y de los titulares de los mismos -administración pública, empresas, familia-. Contrarrestando los cambios orgánicos que sufren las estructuras organizativas con estabilidad funcional, y con coherencia, con una dotación real y efectiva de medios y personal especializado.

La MEMORIA, pasiva y activa, revelada en soportes variados: papel, cedés, dvs, cassetes, videos VHS o Beta, fotografías y planos… Cambios informáticos, de aplicaciones, programas, obsolescencia de hardware y software que necesitan una planificación a largo plazo para asegurar su integridad y acceso.

La memoria documental no siempre es fiel reflejo de la realidad; hay que confirmar datos, fuentes. El azar cuenta. Memoria que ha dependido del estado de conservación, de las condiciones físicas de un depósito, de las inclemencias del tiempo y las previsiones de riesgo, de la custodia más o menos celosa o arbitraria, del nivel de descripción y disposición de los fondos documentales, del personal técnico disponible para esas tareas, del tiempo que dediquen los investigadores a profundizar en esas otras fuentes o fondos menos trillados, o que vayan más allá de la búsqueda rápida que permiten los documentos digitalizados, entre otros factores.  

La memoria es selectiva, pero se puede construir, incluso recuperar, reconstruir y difundir, con tratamientos tan eficaces como los instrumentos de descripción o la digitalización. Memoria para los derechos y deberes de la administración y de los ciudadanos.  No sin archivos. Tenemos archivos vivos, para la gente, archivos para no olvidar, y para usar.

Y son PATRIMONIO. No sólo desde el punto de vista cultural y estético -como patrimonio documental- sino que tienen un  valor intrínseco para las organizaciones productoras, un individuo, una empresa. Los instrumentos de control e inventarios son documentos básicos para la gestión. Contratos, seguros, nóminas, acuerdos, convenios… documentación vital para las organizaciones. La valoración documental es otra medida de conservación racional del patrimonio. 

Patrimonio documental que hay que preservar de manera preventiva y/o con difusión digital, pero también dotando los equipamientos oportunos y sacando las plazas de técnicos, archiveros y restauradores que constan en la relaciones de puestos de trabajo a la Oferta de Empleo público. Ojo, restauradores de documentación gráfica, no cocineros.  Parece una broma casi con cariz de humor negro, pero hay que explicar las cosas.

No hablamos sólo de soporte papel. Somos archivos en tránsito, bifaces entre los soportes tangibles y el desarrollo electrónico. Podemos decir que estamos ya en la era de la gobernanza, memoria y patrimonio electrónicos. Lejos de los islotes digitales, una configuración estructural y transversal del archivo tiene que permitir que ese e-patrimonio y esa e-memoria también sean gestionados, preservados, recuperados y utilizados. 

EL FACTOR HUMANO: personal en las administraciones públicas (Archivos, bibliotecas, museos)

La proximidad de la festividad de Santa Rita de Casia -patrona de la administración local y autonómica- nos da pie para acordarnos del personal que desempeña su trabajo en nuestro ámbito de interés: los archivos, bibliotecas y museos de Cantabria.

Los bibliotecarios y bibliotecarias despliegan su actividad en la red de bibliotecas públicas, municipales y en la universitaria. En los museos se programan conferencias, exposiciones y actividades de difusión que muestran el trabajo de técnicos, conservadores, investigadores, y también de sus propios bibliotecarios y archiveros.   

La dotación de personal funcionario especializado es especialmente deficitaria en los archivos administrativos, que son parte orgánica y consustancial de toda administración, organismo o entidad pública o privada. Si cuantificamos cuantos archiveros en activo y estables hay en nuestras administraciones públicas veremos que su número es realmente escaso. Faltan además restauradores de nuestro patrimonio documental y bibliográfico.

A ello se suma que las convocatorias de empleo público son escasas. Y la precariedad también está presente. Se hacen necesarias relaciones de puestos de trabajos coherentemente descritas, plazas en plantilla o puestos vacantes que se cubran y estén correctamente dotadas, exigencia de la cualificación profesional y requisitos técnicos especializados, oposiciones… Esperemos esto no sea una causa imposible. El servicio público que se presta a los órganos productores y a la ciudadanía se verá positivamente afectado por esta actitud.

Desde Anabad-Cantabria queremos destacar el trabajo diario de todos -y todas- los archiveros, bibliotecarios, restauradores, museólogos y conservadores que trabajan en nuestra comunidad autónoma, cualquiera que sea su ámbito de actuación.

Siempre se nos puede escapar algún nombre, pero en representación de todos aprovechamos para reconocer la trayectoria profesional de Carmen Gutiérrez Alonso, la veterana –decana- archivera del Archivo Municipal y Hemeroteca de Torrelavega, recientemente jubilada. 

DÍA INTERNACIONAL DE LOS MUSEOS 2018

El pasado viernes 18 de mayo y durante este fin de semana se celebró el  Día Internacional de los Museos 2018. El tema de este año ha sido “Museos hiperconectados: Enfoques nuevos, públicos nuevos”

Estos días se han programado actividades para reforzar la atracción hacia los museos de unos visitantes que no son solo presenciales sino también virtuales. La exposición física de los museos ha evolucionado mucho, de los “objetos estrella” a la contextualización y a la difusión en las que el manejo de las redes sociales son un paso más a tener en cuenta en búsqueda de nuevo público.

Pero hay que resaltar aspectos no tan visibles, pero necesarios y vitales, en la vida interna de los museos. Lo que se ve y lo que hay detrás, y no sólo recordando medio año después algunos comentarios tras el incendio de la biblioteca y parte de las dependencias del Museo de Arte de Santander.

Lo que se transmite y se exhibe en el escaparate frontal de las redes sociales no es más que una muesca, una punta del iceberg respaldado por un back-office, las  “tripas” de los museos (perdonen ustedes el anglicismo empresarial). Detrás está el trabajo técnico y el discurso museográfico. Y además requiere no solo el soporte informático y de diseño de una página web –tan relevante para adentrarse en el museo-, sino la actuación interdisciplinar del personal del museo, las medidas de seguridad y prevención de riesgos, los equipamientos de depósitos y almacenes, bibliotecas y archivos, planificación, instrumentos de descripción como inventarios y catálogos, digitalización, conservación, exposiciones, investigación, difusión, administrativos, etc.

Adentrémonos en los museos, nos están esperando. Y hay mucho por descubrir y disfrutar.